Proyecto Mi Abrigo se expande a otros 5 departamentos, entre ellos Áncash y Junín

Martes, 10 Abril 2018 - 5:15pm

Huancayo en Línea.- El proyecto Mi Abrigo de Foncodes, programa nacional del MIDIS, tras intervenir en centros poblados rurales de Apurímac, Cusco y Puno en una primera etapa, y luego en Tacna, Moquegua, Arequipa y Huancavelica en una segunda fase, extenderá su cobertura a comunidades de los departamentos de Áncash, Ayacucho, Huánuco, Junín y Pasco con el propósito de mitigar los impactos de las heladas en las familias en pobreza extrema que habitan en comunidades altoandinas.

En esta tercera etapa, se estima acondicionar alrededor de 980 viviendas rurales para convertirlas en casas térmicas utilizando tecnologías que acumulan energía solar elevando la temperatura en los dormitorios de los hogares rurales, especialmente en las noches y madrugadas.

El monto estimado de la inversión para esta nueva fase es de 11 millones de soles. Las obras se realizarán en centros poblados rurales de 14 distritos de las provincias de Yungay (departamento de Áncash); Víctor Fajardo, Huanca, Cangallo, Parinacochas, Lucanas y Páucar del Sara Sara (Ayacucho); Huamalíes (Huánuco), Huancayo y Jauja (Junín), y Oxapampa y Pasco (en el departamento de Pasco). Las obras físicas en las zonas mencionadas deben iniciarse antes que acaba el primer semestre del año en curso.

La priorización de estos territorios fue efectuada con la participación del Centro Nacional de Estimación, Prevención y Reducción del Riesgo de Desastres (CENEPRED) que recoge información histórica de la incidencia de heladas y friaje en el territorio nacional.

En el marco de esta iniciativa, tuvo lugar la semana pasada en la ciudad de Huancayo un taller de capacitación en el que participaron especialistas de Foncodes provenientes de las Unidades Territoriales de Huaraz, Ayacucho, Huánuco, Huancayo y Cerro de Pasco, así como de las Unidades Territoriales en donde ya se implementó el proyecto, los que compartieron las lecciones aprendidas y las experiencias de la primera y segunda fase.

El acondicionamiento térmico de las viviendas rurales comprende la construcción de muros “trombe”, reforzamiento de muros, instalación de doble puertas y ventanas, piso de madera machihembrada, sellado del techo, entre otros aspectos que permiten elevar la temperatura al interior del hogar entre 10 a 15 grados centígrados. De este modo se reduce el impacto de las heladas, protegiéndose la salud y la vida de los ciudadanos, especialmente niños y ancianos, los más vulnerables ante las bajas temperaturas.

El proyecto Mi Abrigo es una intervención de Foncodes en el marco del Plan Multisectorial contra las Heladas y el Friaje 2018 ha sido aprobado por el Decreto Supremo Nº 036-2018-PCM, publicado hoy en el Boletín de Normas Legales del diario oficial El Peruano.